pagina de inicio
Listado de audiolibros infantiles
Bono de pedido
Contacte por email
El Femater y otros relatos
El Femater y otros relatos  
Autor: Vicente Blasco Ibáñez
Escuchar libro
Escuchar libro
Nº Cds: 1 cd

VICENTE BLASCO IBÁÑEZ
(1867 – 1928)



Vicente Blasco Ibáñez nació en Valencia el 29 de enero de 1867 se graduó en Derecho en 1888.
Vicente dividió su vida entre la política, la literatura y el amor a las mujeres.
Blasco Ibáñez escribía con inusitada rapidez. Quiso que su vida fuera su mejor novela, y lo logró.
Fundó el diario El Pueblo en Valencia, fue varias veces diputado a Cortes y se batió en duelo en reiteradas ocasiones. En uno de estos desafíos estuvo a punto de perder la vida, la bala le dio en la hebilla del cinturón, gracias a lo cual se salvó.
A lo largo de su vida, Blasco Ibáñez tuvo muchos amores tormentosos.
Hacia 1909 viajó a Argentina donde fundó dos ciudades.
Años después, se instaló en París, coincidiendo con el inicio de la Primera Guerra Mundial. Allí, recibió el encargo personal del Presidente Poincaré de escribir una novela sobre la guerra. Y éste fue el origen de “Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis”, que cautivó a todos los públicos, especialmente al público norteamericano, llegando a ser leída más que la propia Biblia.
Vicente Blasco Ibáñez murió en Menton, Francia, el 28 de enero de 1928. Tenía 61 años.

EL FEMATER - LA CONDENADA - LA CORRECCIÓN



EL FEMATER: Nelet y Marieta son hermanos de leche (la madre de él fue contratada de nodriza por la familia de ella).
Con los años, Nelet viajaba como femater (recogedor de basura) y allí se reencontró con Marieta.
Se volvieron a ver a diario y Nelet se enamoró de Marieta, pero ella le rechaza, con aires de gran señora, tratándole como a un sirviente...

LA CONDENADA: Rafael había sido siempre un hombre violento; un matón. Hasta su esposa se había casado con él más por miedo que por cariño.
Todos los del pueblo le tenían miedo. Los del partido ganador le habían nombrado guarda rural para que mantuviera a raya a los del partido rival. Éstos, contrataron a otro matón para que se enfrentase a Rafael. Pero éste no dudó en matar a su rival.
Rafael había sido condenado a muerte y llevaba 14 meses en la cárcel.
Su esposa esperaba su ejecución para casarse por la iglesia con un antiguo novio; cuando, sorpresivamente, indultaron a Rafael…

LA CORRECCIÓN: En este relato, Blasco Ibáñez nos cuenta que, en su época, había mucha gente en las cárceles a los que llamaban los quinceneros, a los que la policía arrestaba continuamente, sin motivos, y eran condenados a 15 días.
En cuanto salían, volvían a ser arrestados por cualquier motivo. Así la policía hacía constar su eficacia.
Era el caso de un muchacho, Groguet, que entraba y salía de la prisión por causas tan ridículas como comerse una manzana sin pagarla, por blasfemar, etc.
Escuchar libro
Escuchar libro


   © Copyright escuchaunlibro Advertencia de esta WEB