pagina de inicio
Listado de audiolibros infantiles
Bono de pedido
Contacte por email
La gata
La gata  
Autor: E. F. Benson
Escuchar libro
Escuchar libro
Nº Cds: 1 cd

E. F. BENSON
(1867-1940)


Edward Frederic Benson nació el 24 de julio de 1867 Wellington College, Berkshire (Inglaterra), hijo de un director de escuela y más tarde Arzobispo de Canterbury, Edward White Benson, y de Mary Sidgwick Benson ("Minnie"), quien fue descrita por William Ewart Gladstone como "la más brillante mujer europea". A la muerte de su marido, Minnie formaría un hogar con la lesbiana Lucy Tait, hija del anterior
Arzobispo de Canterbury, Archibald Campbell Tait.
E. F. Benson fue novelista, biógrafo y escritor de cuentos de terror. Estudió en Temple Grove, East Sheen, Surrey, luego en Marlborough, y terminó sus estudios en el Kings College de Cambridge, donde se aficionó grandemente a la arqueología.
Benson era hermano de los escritores: A. C. Benson, Robert Hugh Benson, que murieron jóvenes, y Margaret Benson, egiptóloga. Ninguno de los tres hermanos varones se casó.
E. F. Benson fue gran atleta en su juventud, y escritor precoz, publicando su primer libro cuando era aún estudiante.
Sus libros más conocidos son los que integran los Mapp and Lucía books.
Siendo La Habitación de la Torre su relato corto más famoso.
Benson murió a consecuencia de un cáncer de garganta en Londres, el 29 de febrero de 1940.

LA GATA


LA GATA (The Cat) es un relato de terror publicado en 1912 en la antología “La habitación de la torre y otras historias de fantasmas” (The room in the tower and other ghost stories).
Dick es un pintor al que le ha abandonado su esposa. Como consecuencia de ello, se sume en una profunda depresión que dura dos meses.
Al cabo de ese tiempo, repententinamente, siente que la depresión ha desaparecido.
El pintor tiene un amigo médico, Merwieck, que le amonesta porque, aunque ya no sufre de depresión, come y duerme muy poco, mientras que bebe en exceso, lo que le hace temer por su salud.
La que fuera su esposa se pone en contacto con Dick para encargarle un retrato de ella, estando dispuesta a pagarle un buen precio por el cuadro.
El pintor acepta y se pone a la tarea, y cuando aparentemente tendría que haber dado por finalizado el retrato, sigue pareciéndole incompleto; tiene la impresión de que al cuadro le falta algo.
El pintor está convencido de que necesita incorporar la viveza de los ojos de una gata a los ojos de la retratada.
Una vez finalizado el cuadro, sucederán unos hechos inquietantes, terroríficos y sorprendentes…
Escuchar libro
Escuchar libro


   © Copyright escuchaunlibro Advertencia de esta WEB